Caminando por París con Caol

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a Buscar

23/04/2017

Primera vuelta

Ya se acabó la primera fase de la campaña de las elecciones presidenciales.
Al nivel nacional, los electores seleccionaron a la rubia de la derecha nacionalista y al cuarentón de “andando” y este resultado me consterna.
La única noticia buena es que en el colegio electoral de mi casa, los insumisos representan el 40% y la rubia no llega al 6%.
Por algo me siento bien en este barrio rebelde :-)

Mañana, cuando se acabe la resaca, seguiremos luchando.

14/08/2016

París en bici

Los días largos y la relativa reducción del tráfico automóvil durante el verano me animaron a volver a usar el sistema de bicicletas compartidas Velib.
Yo tengo un abono que permite trayectos de 45 minutos seguidos y eso es suficiente para casi todos los desplazamientos que me interesan. También mola la posibilidad de considerar cada camino de manera independiente, escogiendo el modo de transporte más adaptado a las circunstancias del momento.

20160814.jpg

Yo uso Velib esencialmente para ir a la oficina.
A las siete de la mañana ya es de día y somos pocos los que ya están circulando. Además, tras varios ensayos, conseguí identificar un recorrido que evita las grandes plazas, pasa casi exclusivamente por carriles de bicis y resulta relativamente seguro.
Tardo entre 39 y 45 minutos y después de dejar la bici en la estación que se halla al pie de mi oficina, puedo empezar la jornada laboral con serenidad.

No tengo las mismas sensaciones al atardecer. Por un lado hay más tráfico y por otro los conductores me parecen mucho más nerviosos.

Pero cualquier sea el momento, ir en bici requiere mucha atención.
En los carriles, la trampa principal es el peatón despistado o el repartidor apresurado. En las otras partes, es preciso estar atento a las aperturas de puertas de coches.
Total, eso deja poco tiempo para admirar la ciudad de las luces.

En varias ocasiones noté de paso detalles o imágenes muy bonitas. Pero en algunos lugares, pararse para sacar una foto resulta super complicado y preferí renunciar.

Lo cierto es que el abono de velib es un modo de transporte muy económico.
A mi me cuesta 39€ al año y puedo hacer una cantidad ilimitada de recorridos sin coste extra siempre y cuando tardan menos de 45 minutos.
Tambien hay una formula para un día (cuesta 1€70) y otra para una semana (cuesta 8€). Y cuando controlas los 22 kilos de estas bicicletas, cualquier otra bici te parece extraordinaria. :-)

24/04/2016

Abril

Ya llegaron las vacaciones escolares de Pascua y los primeros rayos de sol. Desgraciadamente no pude escaparme de la oficina ya que son muchos los que están disfrutando sus últimos días de vacaciones del 2015 (el derecho a disfrutarlos caduca el 30 de Abril...) y alguién tiene que encargarse de los temas pendientes...

El lunes al atardecer fui de compras en una de las tiendas que rodean la plaza de la República y constaté que el movimiento « noche en pie » seguía ocupando la parte central de la plaza.
Al día siguiente, pasé de nuevo por la plaza sobre las 7 de la mañana pero a esta hora sólo se ven los servicios de limpieza del municipio parisino y unas furgonetas de policía.
Y hoy, cuando atravesé la plaza sobre las 11 de la mañana, los okupas todavía estabán durmiendo lejos de la plaza...

Entre los parisinos este movimiento no deja indiferente.
Algunos piensan que el hecho de crear foros ciudadanos para intercambiar sobre cualquier tema es una iniciativa muy positiva (aunque no salgan muchas ideas nuevas). Pero otros consideran que el movimiento sólo reune soñadores desconectados de la realidad y que es preciso « liberar » la plaza.
El jueves, unos sindicatos convocan una huelga general y dentro de una semana se celebrará el día internacional de los trabajadores. Bien veremos si estos movimientos conectan. Mientras tanto el gobierno propone alargar el estado de emergencia por causa de la eurocopa de fútbol...

Hoy hice un largo recorrido para reunir todo lo necesario para transplantar una decena de cactus, dividir un aloe y esquejar varios sedum. Tras varias horas cuidando estas plantas, declaro mi balcón listo para el verano.

21/06/2015

¡Corriendo!

¡Siempre cuesta volver a la oficina después de tres semanas de vacaciones!
A mi me esperaban varias centenas de emails. Pero mi paseos matutinos me regalaron la serenidad necesaria para enfrentar tranquilamente esta avalancha.

El lunes por la mañana, las guirnaldas de la fiesta de la Goutte d'Or todavía adornaban las rejas de la iglesia de Saint Bernard, con sus triángulos de tejido ensamblados por los modistos del barrio. Pero desaparecieron durante el día.

Al día siguiente convocaron una manifestación para apoyar a los refugiados expulsados de sus campamentos por la policía. Yo no pensaba participar a este acontecimiento pero crucé por casualidad el recorrido de los manifestantes.
Conté 37 camiones de policías en el bulevar Magenta, 27 camiones extras en la calle de Maubeuge y divisé otros camiones delante de la estación del Norte. Así que pensé un rato que se trataba de una protesta de los policías. Pero pronto entendí que estos 500 policías tenían que controlar a los 1000 manifestantes apoyando a los refugiados.
No pensaba que este movimiento provocaría tanto susto entre los jerarcas de la jefatura parisina. :-)

El miércoles fue cuando empezó el festival "Dífferent 8! L'autre cinéma espagnol" organizado por la asociación "Espagnolas en París" en el Louxor (Y preciso que al escribir "Dífferent" y "Espagnolas" sólo copio la ortografía de la asociación). Proponen 14 películas de cine de autor y entre las que presentan siempre hay cosas muy muy buenas.
De momento ya vi tres películas muy diferentes: "Magical girl (la niña de fuego)", "Ocho apellidos vascos" y "Rastros de sándalo". Todas tenían cualidades y espero con curiosidad las próximas proyecciones.

Mientras tanto arranca el mes del Ramadán para los musulmanes de mi barrio y se ven derroches de pasteles en la tienda que se halla al lado de mi casa.
De momento resisto a la tentación pero no sé cuanto tiempo aguantaré sin probar estas deliciosas golosinas.

24/05/2015

Tertulias

Uno de los habitantes del vecindario tuvo la excelente idea de proponer reuniones para hablar de temas relacionados con el barrio. El proceso fue llamado "Conversaciones de Mayo", tiene lugar durante cuatro martes seguidos (a partir de las 19h30) y para propiciar la participación, Jaurés (así se llama el organizador) escogió cuatro establecimientos diferentes.
El pasado martes, tocaba conversar en el café que se halla al lado de mi casa y tuve ganas de participar a este momento.

Cuando llegué, dos músicos estabán tocando jazz.
Jaurés acogió individualmente a todos los presentes y distribuyó papelitos para que apuntáramos un nombre y un tema de debate antes de ponerlos en un sombrero.
Cuando llegó la hora de la tertulia, nuestro anfitrion escogió un primer papelito al azar y leyó su contenido. Luego propuso que el autor explicara porque había escogido este tema y a partir de allí empezaron los intercambios.
Cuando se apagaba el debate, el organizador escogía otro papelito para pasar a otro tema.
Yo me quedé más de una hora y los asuntos escogidos me parecieron bastante representativos de una parte de la población.
Alguién quiso hablar de "las agresiones visuales y olfativas cotidianas en las calles del barrio", y acabamos evocando los rincones que se convierten en meaderos y los residuos abandonados en cualquier sitio. Otro observó que el barrio cuenta con demasiados supermercados alimenticios y que faltan lugares culturales.
Justo después evocamos el porvenir del LMP, un teatro alternativo que cambió de administrador pero todavía no tiene las autorizaciones necesarias para proponer una auténtica programación. Y el último tema que escuché trataba de las dificultades de estacionamiento para los coches, scooters e incluso las bicis.
Por cierto no se trataba de temas trascendentales pero ya que todos se referían a la vida cotidiana de los habitantes, merecían por lo menos un momento de atención colectiva.

Ayer, asistí en directo a un momento apocalíptico en la estación de Lyon, punto de salida para el último fin de semana alargado de Mayo.

¡Qué de trenes, qué de trenes!
¡Qué de mundo, qué de mundo!

Mientras me voy unas semanas de vacaciones, doña rana, escondida en la madreselva, seguirá vigilando mi balcón.

20150520.jpg

- página 1 de 3