Ya se acabó la primera fase de la campaña de las elecciones presidenciales.
Al nivel nacional, los electores seleccionaron a la rubia de la derecha nacionalista y al cuarentón de “andando” y este resultado me consterna.
La única noticia buena es que en el colegio electoral de mi casa, los insumisos representan el 40% y la rubia no llega al 6%.
Por algo me siento bien en este barrio rebelde :-)

Mañana, cuando se acabe la resaca, seguiremos luchando.