El jueves de Ascensión forma parte de los días festivos en Francia y con el tiempo que mejora, los primeros rayos de sol, ... son muchos los que se las arreglan para conseguir un puente de 4 días.
Yo también tenía un largo puente y aproveche el viernes libre para acabar el recorrido Norte Sur con mis cómplices viandantes.

Quedamos en un café al lado del metro Glacière y retomamos el itinerario al lado de la Cité Fleurie. Pero esta vez no hubo suerte y no pudimos repetir nuestra discreta visita.
Dimos la vuelta de la manzana y poco despues empezamos a extraviarnos ya que mis compañeros no conocían el sitio del antiguo Convento de las Inglesas.
La vuelta al itinerario normal nos dio la oportunidad de descubrir los vestigios de otro convento y poco despues llegamos al Castillo de la Reina Blanca.

A partir de allí el camino sigue más o menos el antiguo cauce de la Bièvre. Lo cual significa pasar al lado de los Gobelinos y atravesar el jardín René Le Gall.

Tras este momento bucólico, cruzamos el bulevar Auguste Blanqui y empezamos la exploración de la colina de la Butte aux Cailles y de algunos rincones que tengo que presentaros un día. :-).

En medio día nos dejamos seducir por una terraza soleada de la calle de Tolbiac y allí pasamos un buen rato.

A continuación el itinerario nos llevó a la Cité Floréale que ya había visitado con los guías parisinos y tras examinar detenidamente todas las casitas, seguimos rumbo al Parque Montsouris

No sé si fue calculado pero el itinerario se acaba en la esquina Sur Oeste del parque, justo al lado de un café muy acogedor...

Tras una pausa merecida, se acabó la sesión colectiva de senderismo urbano.

No pude resistir a las ganas de probar un tramo del tranvía Sur y seguí caminando a partir de la Puerta de Orleans rumbo al Norte.

Ahora tocaría comprar el siguiente topoguia y preparar los paseos del verano...