Este fín de semana tocaban los días del patrimonio y en esta ocasión es posible visitar varios monumentos y lugares usualmente cerrados al público.

Yo no me apunté a la larga lista de los visitantes del Palacio del Eliseo (Dicen que los primeros que llegaron fueron acogidos por el presidente en persona...). Examiné atentamente la lista de los posibles y al final decidí de visitar la Casa del Fontanero.

Esta casa fue construida entre 1619 y 1623 y aquí es donde llega el acueducto que llevaba las aguas desde el sur de París hacia la capital.
Por cierto, ya no hay agua en esa casa pero todavía se ve el fín del acueducto, las tres albercas de repartición del agua entre la Reina, las monjas y el pueblo y ... la reserva de 1030 m3.
Esta última parte, subterránea, es sostenida por cinco líneas de 14 pilares.
Este fín de semana, estaba iluminada por velas dispuestas al pie de los pilares y el efecto era impresionante.

Más impresionante todavía es el esfuerzo de la asociación por la protección y la valorización del París histórico que restaura este edificio.

Tendré que visitar su sede alguna vez....